👋 Conoce nuestra tienda Virtual de Sustratos👋 Tienda Virtual

Apoyamos a:

Tel: (601) 7321243
Cel: (319) 3233980 – (319) 7321288

PLANTAS CARNIVORAS EN COLOMBIA

BioEspacio Sustratos Colombia

febrero 27, 2023

Colombia es un país privilegiado en cuanto a biodiversidad se refiere. Su amplia gama de climas y paisajes, que van desde las regiones tropicales hasta los picos nevados de la cordillera andina, han permitido la existencia de una gran variedad de especies de plantas y animales. En este sentido, las plantas carnívoras autóctonas de Colombia son un ejemplo fascinante de esta biodiversidad, y en este artículo vamos a conocer más sobre ellas.

¿Qué son las plantas carnívoras?
Las plantas carnívoras son aquellas que obtienen nutrientes adicionales de pequeños animales, como insectos, que son atraídos por sus hojas modificadas, y que luego son capturados y digeridos por la planta. Estas plantas se encuentran en zonas de suelo pobres en nutrientes, lo que las lleva a adaptarse a su entorno.

Plantas carnívoras autóctonas en Colombia
En Colombia, se han registrado más de 100 especies de plantas carnívoras, muchas de ellas endémicas del país. Entre las especies más destacadas se encuentran la Drosera, la Utricularia, la Pinguicula y la Heliamphora. Estas plantas se encuentran principalmente en los páramos, humedales y bosques húmedos tropicales de Colombia. En este artículo, vamos a explorar algunas de las plantas carnívoras autóctonas de Colombia y sus características.

Una de las plantas carnívoras más conocidas en Colombia es la Drosera colombiana, también conocida como rocío de sol. Esta planta se encuentra en la región andina de Colombia, y tiene hojas pequeñas y pegajosas que atrapan y digieren insectos. Según el libro «Plantas Carnívoras de Colombia» de Fernando Rivadeneira, la Drosera colombiana es una especie endémica de Colombia y se encuentra en peligro de extinción debido a la destrucción de su hábitat natural.

Otra planta carnívora autóctona de Colombia es la Heliamphora, una planta que pertenece a la familia Sarraceniaceae. Según la investigación «A Monograph of the Genus Heliamphora» de Stewart McPherson, la Heliamphora es una planta que se encuentra en los páramos de Colombia y Venezuel (encuentra únicamente en la región de los Tepuyes, en la cordillera de los Andes) y es capaz de atrapar y digerir insectos en sus hojas modificadas en forma de jarra. Esta planta es considerada una especie en peligro crítico de extinción debido a la pérdida de su hábitat natural y la sobreexplotación para la horticultura.

Otra especie de planta carnívora autóctona de Colombia es la Utricularia, también conocida como utricularia acuática. Esta planta pertenece a la familia Lentibulariaceae y se encuentra en áreas húmedas de Colombia. Según la investigación «Utricularia in South America» de Peter Taylor, la Utricularia es una planta acuática que atrapa pequeños organismos en trampas en forma de saco en sus raíces. Esta planta es considerada una especie en peligro de extinción debido a la pérdida de su hábitat natural. Un ejemplo es la Utricularia humboldtii, que se encuentra en los humedales de la Sierra Nevada de Santa Marta, y que ha sido objeto de estudio por parte de autores como Fernando Rivadeneira y Luz Estela Mateus.

Por último, mencionamos la Pinguicula, una planta carnívora autóctona de Colombia perteneciente a la familia Lentibulariaceae. Según la investigación «A Review of the Genus Pinguicula (Lentibulariaceae) in Colombia» de Fernando Rivadeneira, la Pinguicula moranensis se encuentra en los páramos de Colombia y es capaz de atrapar y digerir insectos en sus hojas pegajosas. Esta planta es considerada una especie vulnerable debido a la pérdida de su hábitat natural.

Drosera: también conocida como rocío de sol, es una planta que atrapa insectos con sus hojas pegajosas y luego los digiere para obtener nutrientes.

Conclusión
Las plantas carnívoras autóctonas de Colombia son un ejemplo fascinante de la biodiversidad del país. A través de su adaptación a entornos extremos, estas plantas han desarrollado habilidades únicas para sobrevivir y prosperar. Los estudios de autores como Jan Schlauer, Fernando Rivadeneira y Luz Estela Mateus han permitido conocer más sobre estas plantas y su impacto en los ecosistemas de Colombia.

Todas estas plantas carnívoras están en peligro de extinción debido a la degradación de su hábitat natural y la sobreexplotación para la horticultura. Es importante tomar medidas para proteger estas especies y su entorno natural para asegurar su supervivencia a largo plazo. Además de ser una fuente de fascinación para los amantes de las plantas y los científicos, las plantas carnívoras tienen un papel importante en el ecosistema. Estas plantas pueden vivir en suelos pobres en nutrientes y obtener los nutrientes que necesitan de los organismos que atrapan y digieren. También pueden controlar las poblaciones de insectos y otros pequeños animales en su entorno, lo que puede tener un impacto positivo en el equilibrio ecológico de la zona.

En resumen, las plantas carnívoras autóctonas de Colombia son un tesoro único y fascinante que debemos proteger y preservar. La Drosera colombiana, la Heliamphora, la Utricularia y la Pinguicula son solo algunas de las especies que se pueden encontrar en Colombia, pero hay muchas otras que aún no han sido descubiertas o estudiadas en detalle. Es importante continuar investigando y aprendiendo sobre estas plantas para comprender mejor su papel en el ecosistema y tomar medidas para protegerlas y conservarlas.

1 Comentario

  1. Lorena Cifuentes

    Buenos días, me encuentro haciendo gestión académica en busca de los autores que citan, Fernando Rivadeneira y Luz Estella Mateus como investigadores de las plantas carnívoras de Colombia. Me gustaría contar con su apoyo para localizarlos a través de algún correo electrónico. La presente gestión la hago desde el Jardín Botánico de Bogotá

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×